Mis estudiantes

Esta sección es para el disfrute y lectura de algunos versos de mis estudiantes de ingeniería, arquitectura, administración de empresas y agrimensura. Sí, has leído bien. Son versos originales redactados en el salón de clase como parte de la prueba de la unidad de poesía, en su mayoría, y están aquí publicados con el permiso de los creadores. También hay un espacio para sus trabajos de interpretación audio visual de poemas de autores publicados en: liricanocturna.

¡Bienvenidos!
2009 2010 Varios temas

Si fuera poeta, por Pedro E. Tejada

Si fuera poeta

no hubiese perdido la flor más bella,

esa flor, que ilumina caminos

con grandes luceros color esmeralda.

Si fuera poeta

esa flor que perdí en el camino

la tendría yo.

Pero al no ser poeta

ya no se puede, la reconquista

del amor de la flor más bella.

¡Ay, si yo fuera poeta…!

El peso de la tinta

Por: Javier Bidot Betancourt

Pesa, sí pesa.

Este libro que siempre llevo.

Son mil capítulos oscuros,

son muy pocas conclusiones.

Fueron escritos en cruel tinta negra,

con la pluma de mis acciones.

Pesa, de verdad pesa…

Pesan las palabras ebrias

de un pasado perverso,

que arrojan sobre mí

el animal del arrepentimiento.

Pero ya es tarde, sólo

me queda rendirme al sueño.

Y mañana,

mojar la pluma una vez más.

Tormenta llamada poesía, por Abdiel Santiago

Cuando miro mi vida desde este punto

quiero sentír el anhelo más profundo las críticas del alma

que a mi mente dan luz y calma.

Quisiera que fuese ayer donde un hombre

hecho niño se convirtio en futuro

y al ver el verso que esgrimo

ese niño es el ayer.

Cuán dulce refrigerio al alma

es esta tormenta llamada poesía.

Aquel pasado, por Orlando Medina

Aquel pasado, como contra

la marea impidiéndote llegar.

Cálido-frío, casi inexplicable.

Cálido cuando los problemas llegaban.

Frío cuando se fueron, y sabes que vienen más.

El infierno, casi inexplicable… sientes gente

llegando a ti y rápido se van.

Porque problemas tienen y no te ayudarán.

Mi despertar
Julie M. Reyes V.

Suenan los números iluminados,
termina la felicidad soñadora
vuelan los minutos,
el cielo se quita su antifaz
mientras sube el telón de mi rostro
y comienza mi amargura…

A Las Estrellas
por José I. Vila
Por las noches, alzo la mirada y miro al cielo.
Esta tranquilo, sereno, vigilante. Las nubes vienen y van
como mariposas en la primavera.
Parecen parchos hechos de tela, aligerando su vuelo
pasan
como si fueran a proteger al planeta de algún hueco dañino.
La luna reposando en la misma esquina de siempre,
acostumbrada,
no se molesta por los tropiezos que le dan las nubes en su prisa
de camino a su destino final !WoW! me digo a mí mismo.
Madre Naturaleza, !que creación tan perfecta!
Una leve brisa acaricia mi cuerpo
como una amante desconocida en la oscuridad
y por un breve momento me hace olvidar al calor.
Miro a las estrellas. Brillan allá en lo alto,
las contemplo. A inumerable millas luz parecen
querer pronunciarme algo. “Ten fe, ten calma,
no pierdas la esperanza”. La paz con la que mis sentidos perciben
esas palabras me tranquiliza y me brinda seguridad.
Mirando a las estrellas me pregunto:
¿Bajo cuál de todas esas estrellas estará?
¿Qué hace? ¿En dónde? ¿Con quién?
¿Quién será el dichoso que disfruta de su risa,
su sonrisa que tanto me fascina
su risa, una dulce melodía que llega a mis oídos
con la ternura de una hoja
cuando cae al cesped desde un árbol en el otoño?
Su sonrisa me recuerda a la luz de un nuevo día.
Tan refrescante, tan bella..,
¿él la apreciará?
Sacrificaría todo mi futuro para poder
darle marcha atrás a las manos del reloj
y regresar al pasado . ¿Por qué, le pregunto al universo,
no podemos estar juntos en ese mismo momento?
Ellas solo contestan que ella es,
como queriendo ofrecerme una pista.
Acepto su respuesta en silencio, pero a la misma vez
queriendo rogarles que me ofrezcan más.
Entonces sin remedio, le hago una peticion a la luna,
al universo, a las estrellas o a cualquier ser celestial
que conozca mi historia, como si me la mereciera.
Como si hubiese realizado alguna hazaña milagrosa
que Papito Dios mismo me haya concedido un deseo.
Les pido que la cuiden, que la guarden de todo mal.
Que la protejan. Que durante su sueño la continúen bañando
con ese resplandor estelar con el que ella siempre brilla.
Un aura magico, un fenómeno inexplicable que cautiva y crea
sonrisas en el rostro de las personas que tienen
la dicha de estar a su alrededor. Pido que alguna noche, cuando la saluden, le pasen un mensaje: Hay un chico llamado José que piensa en ti. Me despido. ¡Qué descanses mi amor, donde quiera que estés!
A ustedes: ¡Buenas noches!

2008 temas libres

¡Oh, dulce pecar!

Como la luz del día me siento indeciso al pensar si debo o no aplacarme bajo el manto de la noche.

Son tantas decisiones ajenas, tan grises como el acero, que mi tambor deja de tocar ese ritmo singular, ese ritmo de vida que cada vez que te piensa comienza a menguar, pero no todas las decisiones son agridulces. Están las que son como el cáliz de la vida, decisiones que me hacen desear más , transformarme en un erudito y como si estuviera entre las piernas de una mujer, dejar brotar ese deseo con frenesí.

Decisiones que me hacen pecar y a la vez soñar, decisiones de las cuales no soy el dueño y entre otras sábanas me suelo perder.

¡Oh, dulce pecar! No sé qué pasa por mi mente que mis sentidos dejan de funcionar Qué haré, pecar o seguir soñando caminando entre nubes de placer y llanto. Debo seguir caminando por el sendero del placer por el cual me voy desintegrando.

J. C. Pereyra

Madre

A Sara Ramos

Tú que me diste la vida. Siempre te agradeceré que me hayas dejado, la luz, ver.

Me has cuidado desde niño como el jardinero a la flor que siempre vela y le da amor.

Has sido fuerte cariñosamente al imponerme carácter sin dejar de seguir siendo madre.

Tus consejos son canciones de amor para mi corazón, pues sé que aunque no esté de acuerdo, tienen mucha razón.

Me gusta acariciarte como las olas acarician la arena tu piel lisa y color canela.

Cuando no estoy a tu lado, te extraño cual preso extraña su ansiada libertad.

Tú me enseñaste a darme a querer sin mirar a quien, puesto que en la vida me enseñaste a hacer el bien.

Tu cabellera plata baila al son que toca el viento, como las algas bajo el mar en movimiento.

Siempre que me necesites aquí estaré. Aunque yo sea más joven como la gallina al pollito te cuidaré.

Mi amor por ti nunca se acabará, pues como los números y el universo, jamás terminará.

por Luis H. Pastor Ramos

1 de mayo de 2008, Hato Rey

******************

Estaciones

Sentirte es como el calor, el calor de un día de verano.

Tus ojos son como una flor, una flor que florece en primavera.

Verte marchar es como la hoja, una que cae del árbol en otoño.

Tu corazón es nieve, nieve fría que se ve en invierno.

Eres más grande que el universo y algunas veces te veo cerca y a la misma vez tan lejana.

Tú eres buena, tú eres mala por el daño que le has hecho a mi alma.

Aunque eres bella no sabes, no sabes cómo se ama.

por Hasian Zapata

1 de mayo de 2008, Hato Rey

**************************************

2007 Poemas sobre la libertad individual escritos por mis estudiantes con mínimas correcciones

Libertad por José E. Colón Rodríguez

Por el jardín del amor

Voy a caminar

Para que mi corazón

Pueda palpitar

Mi belleza interna

Voy a exaltar

Con la libertad

Que Dios me puede dar.

El abismo de la desgracia

Voy a saltar

Y toda impureza

De mi cuerpo expulsar

Como un ave voy a volar

Y en el jardín del amor aterrizar.

Aislado y perdido por Javier Rivera González

Aislado y perdido

En un mundo incierto

Vago como una fiera aterradora

Sabiendo y pensando en que todo,

todo en lo absoluto tiene precio,

que la libertad individual

a un costo la hay que pagar.

Sea materia servicio o necesidad

nada es gratis como te hacen pensar.

El costo para algunos es nada

para otros es su todo.

Como dicen:

Ojos que no ven corazón que no siente

es un decir conveniente

para aquel que no quiera saber la verdad

que la libertad individual

a un costo la hay que pagar.

Lobos engabanados envían sin piedad

Hacia una fiera lejana

fiera aterradora envían

a las almas amadas obligadas a proteger

aquello que otros no cuidan.

Lobos que no sienten o padecen

el costo alto de lo prometido

Con la vida de un hermano

un hijo un tío un padre o un amor

Soldados en un mundo incierto

mundo aterrador

para así defender irónicamente lo prometido

Mientras unos pierden todo para que otros, los lobos,

puedan mantener su libertad individual.

Como la sábila por Grace Green

Como la sábila que en terreno fértil crece

con poca agua refresca, nutre

con poca luz pero siempre verde

La libertad encerrada a

a oscuras se vuelve infértil.

Como quien nunca creció su alma

queda en tinieblas.

Si en neblinas… por Kelvin García

Si en neblinas está tu caminar

sigue el faro que te guiará.

Cuando el corazón no pueda más

déjalo abrir y florecerá

Y si en cadenas tu alma está

en Dios la libertad encontrarás.

Es el viento por Rubén Ortiz

Es el viento que acaricia las praderas

Libre, viaja a cualquier lado

aparentando no tener un rumbo definido.

No se puede ver.

Sí se puede sentir.

Está presente

aquí y es la libertad.

Allí por Julio Figueroa

Quisiera encontrar ese lugar que llevo

fotografiado en mi mente

quisiera encontrar ese lugar

en donde sentado

sobre una loma cubierta de una sedosa alfombra verde

pudiese disfrutarte.

Aquella triste despedida de hermoso atardecer

Solo te acompaña la dulce melodía

del viento en el silencio

permitiéndote salir de aquella burbuja

llena de límites.

Quisiera encontrar ese lugar que llevo

fotografiado en mi mente

Y no descansaré hasta encontrarlo

pero por ahora solo me tendré que conformar con seguir soñando

que lo he encontrado.

Mi libertad por Luis Rivera

Es mi libertad como rayo de luz que va

sin rumbo

Parece el cielo sin límites

Como globo de un niño

Si se fuera, lloro

Pierdo el oro de la vida

Pierdo mi verdad.

El sentirse libre por Rubén Piñeiro

El sentirse libre en un mundo tan confuso

a veces nos lleva a pensar

cómo vivir en este lugar

Si con tantas leyes y normas

que siempre hallan la forma

de destruir lo más preciado

la libertad de expresarnos.

El rumbo de mi vida por Joel Delgado

Las aves en el cielo inspiran mi libertad

cada día que las veo

En mi cama sueño con ellas

les pido que me eleven en sus alas

y me enseñen a conocer las cosas de la vida

Ellas me lo dicen pero no las logro entender

Despierto de mi sueño entendiendo que con dificultades

tropiezos y sueños obtendré mi libertad

Ampliando mis grandes alas en el infinito cielo

Azul y blanco transformando el rumbo de mi vida.

Con el viento por Mónica Flores

Con el viento mi alma

vuela libre como la

mariposa que le canta

a la flor olvidada;

como la noche muestra

su pecas doradas

me muestro al mundo

liberada.

Tú, que pretendes dejarme

como el árbol, plantada,

mira como vuela

mi alma al alba.

Gaviota por Alexander Iturralde

Cierro mis ojos

escuho el mar cantando su canción favorita

El aire pasa a través de mí

dejándome renovado de todo mal

Renovando mi ser

liberando mis pensamientos

Para volar, volar como una gaviota

Y tocar mis alas sobre el azul infinito.

Hoy por Rafael Rondón

Hoy es un nuevo día

Hoy dejo atrás mi antifaz

Hoy bailo a mi propio son, no al del otro

Hoy escucho un nuevo himno

Hoy no arrastraré las cadenas

Tengo un paso liviano

Tengo un nuevo norte

Por fin he abierto los ojos

Por fin he visto la luz

Hoy es un nuevo Día

Por fin tengo mi libertad.

Libertad por Ángel Ruiz

Cuando llegó la luz, lloraba

me encontraba en prisión

Fue esa luz que llegó sin esperarla

Mi alma caminó mientras estaba detenida

El azul el verde y el blanco

Fuera todo lo que soñaba

Logré escapar cuando llegó la luz

Mi alma se multiplicó

Fue la luz que me hizo escapar

Pude liberarme del encierro en que me encontraba

Puedo volar, correr, soñar.

Llegó, llegó. Soy feliz.

El azul sobre mí, el verde arropándome

El blanco me liberó.

Libertad por Jassier Encarnación

Como luz del sol tengo

mis ojos y siempre

estoy vestida de luna

como si estuviera

en el agua y mi lugar

es hacia donde yo vaya,

no tengo límites.

¡Y las estrellas me siguen como

una flor persigue su aroma dulce

que se esconde en mi alma!

Así me siento en la cima del aire

libre como jamás se ha sentido nadie.

Si me quitaran el aire, la luz y el agua

mis ojos se quedarían ciegos

al igual que mi alma.

 

Antología de poemas estudiantiles de la UPPR 2005-sobre el amor

Unas palabras de la profe:
Es la primera vez que surge espontáneamente en el salón de clases la idea de hacer una antología o colección de los poemas que se escribieron en la parte creativa de la prueba de poesía. Fueron muchos los poemas leídos, cantados e interpretados con diferentes técnicas tales como la analogía con obras de arte de pintores ,desde lo más obvio hasta lo surreal, en donde aprender a identificar los campos semánticos nos ayudó a decodificar poemas intrincados como el Poema VIII de Marina Arzola. La revisión o aprendizaje de las figuras de la poesía en un poema como el de Luis Lloréns Torres, Melena al viento; o escuchar cómo los poemas eran cantados como Oubao-Moin y Andando de noche sola de Juan Antonio Corretjer en la voz de Roy Brown también nos hizo ver la poesía con más familiaridad.
Espero que ésta no sea la última vez que escriban versos pues ya conocen mejor cómo lograrlo.  Desarrollen su capacidad de descifrar códigos, de entender lo que aparenta ser incomprensible. Los invito a leer más de aquello que no es su profesión, como la poesía.

Hombres somos por José L. Rivera-Rivera
Decimos ser el más inteligente
pero la realidad es algo diferente.
Devoramos nuestra tierra como un virus mortal,
sin tener un balance, sin podernos controlar.
Sacrificamos la naturaleza por la comodidad,
sin saber qué precio pagamos de verdad..
Pero todo da vueltas, dice la gente.
Yo sé que más queremos al ambiente.
Creo en el hombre, en la humanidad;
como el ave Phoenix nos vamos a levantar.
Necesitamos el balance con la vida;
así nos creó esa esencia divina.
Decimos ser el más inteligente;
veo un futuro positivo y diferente.

Ambiente por Julio Silva
Eres como las praderas, llenas de sol ardiente.
Miro tus llanuras hacia el oriente.
Y a veces escucho tus truenos ardientes.
Tu cielo abierto está afectando mi ambiente
No se destruyan mis montañas de hielo seco.
Quiero que sepan todos de tu olor, tu vista y tu resplandor
que nos llena de alegría y de buen humor.
Necesito que te mantengas puro y casto para disfrutar de tu perfume en mis horas de ocio
…y disfrutar tu claridad aún en las noches oscuras.

Gracias por Jesús Acevedo-Meléndez
Este lugar amado en que nací
y conocí el puro aire que respiro,
aguas limpias que puedo besar.
Tu sol y tu luna me dejan volar
y tu tierra alimenta con vida mi sed.

¡Qué difícil es!  por Sean Nieves
¡Qué difícil es amar después de la primera vez!
Después que te dejaron caer,
Después que te enseñaron lo que no es.
Tu corazón; atado a una piedra que se dirige al fondo del mar
Tus sentimientos; no pueden sentir nada que no te recuerde del mal.
Tu cuerpo; en total negación porque no sabe lo que puede pasar
¡Qué difícil es amar después de la primera vez!
¡Qué difícil es sentir si no tienes con qué!
¡Qué difícil es levantarse después que te han dejado caer!

Es abstracto por Harry Rivera Reyes
Es abstracto pero se siente, a veces para bien
Y a veces para mal, no se ve pero golpea y
golpea tan fuerte, como el mejor de los peleadores.
Y puede vencer al más grande y al más fuerte,
pero también puede revivir  al más muerto
y está en todos nosotros,
y hallarlo es muy difícil,
porque a veces sin amar se ama y amando se pierde el amor.
Cómo puedo amar a quien me ama y cómo puedo dejar
de amar a quien no me ama.

Soñando tu piel morena por Francisco Vega Soto
Soñando tu piel morena,
paso la noche y el día.
Es de mi alma, la alegría,
siento en mi alma una pena.
Es de seda tu melena,
El no verla me causa dolor.
Y siento una gran pasión;
que me porto como un niño.
Y hoy digo con cariño,
que es mi modelo de amor.
Cuando te miro a los ojos
Tus labios quiero besar,
Mas quisiera acariciar
Tus cabellos aún rojos.
Yo siento que me sonrojo
Cuando siento tu calor
Y me das tú un gran valor
Y a mi patria agradecer,
Tenerte a ti, mujer,
como mi modelo de Amor.

Puede que te alejes por Juan Lamarche
Puede que te alejes años luz de mí.
Puede que te besen otros labios ahí.
Pero estoy yo, siempre yo.
Puede que me arranques el corazón.
Puede que supongas que lo nuestro se acabó.
Pero estoy yo, siempre yo.
Pido al sol y pido al mar,
También a los vientos que te traigan ya.
Para así estar juntos por la eternidad.
Será por tu suspirar, será por tu seducir
Es que ya no puedo, sin ti, vivir.

Cuando se aprende a amar por Edwin Glass Rivera
El amor, puede ser limpio,
puede ser puro.
El amor, puede ser falso,
y no tan seguro.
Hay muchas maneras de interpretar el amor,
pero éste solo se entiende cuando se siente de verdad.
Cuando en ti nace, cuando en mi crece.
Cuando tú lloras que el alma lo siente.
Estés donde estés en mi mente te tengo.
Vayas donde vayas te acompaña mi aliento.
Esto es amor:
Lo que yo siento cuando te tengo
y cuando no estás,
y te acompañan mis sentimientos.

El amor es por Yahed Mercado
El amor es un sentimiento profundo.
El amor llega no se busca.
El amor es como el agua,
tan clara que no se deja ver,
pero tan pura que sacia la sed en tu vida.
Eso es el amor, un sentimiento
tolerable pero incomprensible.

Luz de mis ojos por Rafael Aldamuy
Luz de mis ojos, ternura de mi querer.
Tu llegada, anunciada por los ángeles del cielo,
llenó todo mi ser.
Por ti cruzaría todos los mares, desiertos, selvas,
todo lo que él me quiera poner.
Mi amor hacia ti, infinito como los números…
me hace gritar:
¡Hija, te amo!

Mi pequeña esponja por Ileana Vázquez
Es como un cristal frágil y delicado.
Sus manitas son como las alas de una mariposa,
que al tocarlas tengo que tener cuidado para no des prenderlas.
Sus ojitos son dos pequeños luceritos
que me alumbran en lo más hondo de mi alma.
Su vida es mi vida, su corazón es mi corazón,
Si no está me muero.
Luis Yardel, eres como una pequeña esponja
que absorbe todo lo que ve y escucha.

Alguien como tú por Kenneth Dávila
Solo te veo entre las sombras
y mis labios, tu silueta, nombran.
Pasan mil torbellinos por mi cabeza
dándole nombre a tu real belleza.
Tus cabellos dorados entre la luz se enredan
bajando por tu espalda como manantiales quedan.
Quisiera abrazarte, quererte y mimarte
y todos los besos de mis labios darte
estremeciendo tus deseos de amarme.
Pasan mil torbellinos por mi cabeza
dándole nombre a tu real belleza.

El amor, dulce amargo por Amaris Meléndez Aponte
El amor, dulce amargo,
que empalaga y que da sed,
sed de beber de tu agua,
agua que sabe a miel,
Nacimos por él, crecimos con él,
nos moriríamos sin él.

La vida del amor por Vélez Colon, Israel
El amor es puro
como una canción al oído,
como un abrazo, como un beso,
como una mirada.
El amor es como el corazón
que siempre palpita, que tiene
calor, que siente y que da vida.
Es tan parecido al corazón
que cuando se acaba;
no palpita, no tiene calor,
no siente y no vive.
Cuando el amor se acaba
se va la vida, se va el alma
la vida es amor y el amor es vida.

Luna por Ocasio López, Guango
Luna bella, luna hermosa,
que desde la creación nunca faltas
alumbrando el camino oscuro,
guiando en la noche al hombre,
que en sus momentos de reposo
abre su corazón al amor,
trayendo ternura y paz,
encontrando a la mujer que lo ha de acompañar,
¡Ilumina nuestras noches, de serena luz y paz!

Tan fuerte como el abrazo de un oso por Cruz Díaz, Josué D.
Tan fuerte como el abrazo de un oso
ese es mi amor. El que siento en mi corazón
el cual tu mirada me roba,
el cual tu voz sedujo,
el que de un beso me
enamoró.
Es el amor lo que habita dentro de mí
hacia ti, eres él, el que vive en
mí para ti.

Mi líder de hermosa sonrisa por Elliot Ojeda Figueroa
Mi líder de hermosa sonrisa
me enseña todo de poesía
como hacer de un mundo real
un mundo de fantasía.
Me enseña el blanco de las nubes
y agarrándome de la camisa
a contar tigres azules
Me enseña a volar sin alas
para llegar al país
de los mágicos impalas
Mi líder de hermosa sonrisa
me enseña a correr despacio
a caminar a prisa
y a flotar en el espacio
Me lleva en su nave espacial
a conocer otros mundos
en un viaje celestial.
Me enseñó a estar contento
pues, me dijo que para hacer poesía
es como si contaras un cuento.

Te amo por Pérez Cancel, Jorely
Te amo, no sabes cuánto.
Eres inmenso ante mi pobre corazón.
Me haces perder la razón.
Y la dicha de tenerte me hace sentir demente ante tus labios
y tu amor.
Pero, ¿Qué sucedería si te perdiera?
Si más, de una vez te digo
que sin tu amor y tu pasión
mi vida se vuelve opaca y muere mi corazón.
Porque eres agua; eres manantial;
fuente de vida; mi bosque fluvial.
no me dejes nunca, te lo puedo suplicar.
Si te vas no existiría ni el amor ni la alegría
que por verte día a día me hace suspirar.

Tú tienes por González Cantini, Alejandro
Tú tienes la luz que ilumina
el camino en el que tantas
veces me he caído.
Tú tienes los oídos que
escuchan las palabras que
ignorantemente he evadido.
Tú tienes las manos que
me ayudan a distinguir
entre la fruta podrida.
Tú tienes llaves para
abrir las puertas donde
he guardado mis sentimientos.
Tú tienes eso, que nunca
he querido y ahora necesito.

Hace cuatro años por Vargas García, José G.
Hace cuatro años deje de verte
Cuando, después de tanta lucha, mi vida cambio
Hace cuatro años aprendí que perdí veintinueve
Por nunca decirte lo que hoy te grito
Hace cuatro años mi sol se apago.
He cambiado tanto desde que te fuiste,
Ahora he madurado, ¡me he encaminado!
Hace cuatro años nada de eso me hubiese importado
Pues yo volaba con los ojos vendados
En el egoísmo de un ego errado
Hace cuatro años, ¡ay! Si lo hubiese notado

Hace cuatro años te hubiese dicho ¡Madre, te amo!

Infidelidad por Yibrán Sánchez Montalvo
Entre la fauna picante te vi.
Entre la fauna amarga lo vi.
Mis orejas colorás se pusieron.
El corazón latigazos recibía
Con cada imagen que en mis luceros
se reflejaba la presión me subía.
Cuando los vi, el amor corrió.
Se desapareció.
La ira comenzó y el fuego se avivó
Y te vi, pero tú no a mi.
Por eso ahora te digo que me marcho
de aquí.

El poder del amor por  Caleb R. Avilés Méndez
El amor es como una película de muñequitos
es tan real y tan ficticio a la vez
el amor camina a tu alrededor
y lo sientes como un abrazo de un oso.
El amor llegó para quedarse
se queda en tu mente y duerme en tu corazón
el amor es como el mejor dulce de la tienda
cuando lo saboreas te vuelves adicto a él.
El amor es hermoso y grande
le pone alas hasta a un cerdo
lo hueles cuando se acerca a tu vida
y lo miras como a una joya.

Eres como una flor por Roberto Rivera Armando
Eres esa flor que desde que la veo
nacer veo su tallo.
Eres esa flor que cando me mira triste
la consuelo.
Eres esa flor que cuando se cae
la levanto…
y eres la flor que a mi lado tanto anhelo.


6 responses to “Mis estudiantes

  • Jonathan Reyes

    Gracias mama.

    Dicen que el amor tiene limite
    tu has demostrado lo contrario
    con tu sudor y cansancio
    me has echado adelante.
    Como un ave que calienta sus huevos
    tu has demostrado mas fortaleza.
    Aunque yo un día te traiga el Sol
    no seria nada impresionante
    en comparación con tus actos
    y ese Sol se sentirá frió
    ante el calor del amor que has demostrado.

  • Birol Altintas

    PAPA
    Cada día del sacrificio
    Sólo había una palabra que decirte.
    Nunca sale mi boca solo una palabra.
    ¿Por qué Dios, por qué ..
    ¿Por qué no se puede decir.

  • Birol Altintas

    ANUNCIA MI CORAZON

    Cada noche que escribo para ti,
    Me olvido de despertar y pierdo todos mis poemas…
    Miles de mis poemas perdidos en mi corazón,
    Cuando estoy en silencio, pierdo las palabras millones de veces.

  • angel m. encarnacion rivera

    Es incréble que haya tantos estudiantes interesados en la poesía, en la comunicación artística por medio de la palabra. Esta profesora, junto a sus estudiantes, merece el mayor reconocimiento del mundo del arte.
    Angel M. Encarnación Rivera

Responder a Jonathan Reyes Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: