Archivo de la categoría: iris miranda

UNA FLOR A LA VIDA, de Hussein Habasch, mi hermano kurdo

Nuestra demencia nos lleva a dibujar

Nuestra demencia nos lleva a escribir

Nuestra demencia nos lleva a ordenar cada día,

una flor para la vida

Nuestra demencia nunca ganará, amor

Su demencia los lleva a pelear

Su demencia los lleva a matar

Su demencia los lleva a tirar cada día

una bala al corazón de la vida

Su demencia ganará, amor

Perderemos, amor,

Yo sé.

Ellos ganarán.

Tú lo sabes

Sin embargo,

Dibujaremos, escribiremos y le daremos cada día

una flor a la vida.

La poesía de Hussein Habasch – Kurdistan America Latina

Poeta de KURDISTÁN, nació en 1970 en AFRIN. Actualmente vive en Alemania. Escribe en kurdo y árabe. Muchos de sus textos han sido traducidos a otras lenguas como el inglés, el alemán, el español, el francés, el chino, el uzbeko, el albanés, el persa, el italiano, el serbio, el macedonio, el búlgaro, el portugués, el húngaro, el esloveno, el turco, el ruso y el rumano. Entre sus publicaciones se destacan; Ahogar en las rosas (2002), Huir a través del río Evros (2004), Elevado como el deseo y apetecible como la cintura de una gacela (2007), Delirios a Salim Barakat (2009), Ángel volador (2013), Ángel volador, en inglés (2015) y No Pasarán, en Español, el libro publicado por el Festival Internacional de Poesía en Puerto Rico 2016. Árboles borrachos, en Rumano, Bucarest 2017. Dos árboles, en Español, el libro publicado por el Festival Internacional de Poesía en El Salvador 2017. Tiempos de Guerra, en español, el libro publicado por el Festival Internacional de Poesía en Costa Rica 2017. La fiebre del membrillo, Ediciones Sarsara, Berlin 2019. Paz para Afrín, paz para Kurdistán, Antología Poética Internacional en inglés y en español, Ediciones Sarsara Berlín 2019. La nieve roja, libro de poemas en chino, Taiwán 2019.

Traducción de UNA FLOR A LA VIDA, por Ghadeer Abu-sneineh

Nota personal de la autora de este blog: Conocí a Hussein Habasch en su visita al Festival Internacional de Poesía en Puerto Rico en el 2014 y la poesía nos hermanó en el terreno de provenir de territorios no reconocidos y de la expresión de la ternura humana que reflejada en la poesía, nos mantiene cuerdos. Es de esas personas que son hermanos instantáneos y que aunque pasen los años o décadas sin verse siempre son nuestros amigos. A parte de esto, su poesía es excelente y para muestra este botón que he compartido. ¡PAZ PARA AFRIN!


La ecuación perfecta: ¿la glocalización?

La tierra es una ecuación perfecta, un equilibrio matemático de variables que nos dan vida y sustento. En esa ecuación están escritos logaritmos que detienen lo exponencial que atente contra su perfección: los virus que no distinguen fronteras ni caminos y que hacen bien difícil la ecuación de comprobación. Mientras tanto, todo es una espera desesperante, reflexión, miedo auténtico a morir o el miedo de la pérdida económica del gran capital globalizado. Y la espera por la vacuna para un virus que muta constantemente.

Los poderosos y adinerados han quebrantado el orden de los ecosistemas, desde las mismas entrañas del planeta, para ensuciar los mares y matar la vida que allí se genera, así como la salud del aire que respiramos y la desaparición de la capa de ozono con la emisión de gases de invernadero. ¿Que por qué me distancio y no digo “hemos” en vez de han? Sencillo, porque ya me cansa el viejo truco de hacer sentir mal a los que no tenemos otras opciones para alimentarnos que lo que ofrece el mercado que nos tiene cautivos.

Tanto los dueños del mercado globalizado como los consumidores estamos de paso, somos los invitados de la tierra; y, estos dueños por su avaricia y crueldad contra la humanidad y la de los animales, y nosotros, con nuestra indiferencia, llegamos a esta casa a destruir su perfecta ecuación con la basura que generan ellos y generamos nosotros al consumir sus productos. Dicen que la respuesta a esto, si cobra conciencia el 1% que manda en el mundo, ha de ser poner manos a la obra en la glocalización: un término que lleva con nosotros unos 40 años y que es la contrarrespuesta a la globalización. La glocalización es mucho más que una respuesta local a un problema mundial. Es simplemente una lógica que puede mejorar la calidad de vida grandemente. Es hacer que los recursos se relocalicen en varias partes del mundo para evitar desatres ambientales como en Carolina del Norte donde vivir cerca de una planta de embutidos de cerdo es una lucha perdida contra la salud de los que allí viven y una bomba de tiempo para la salud.

En otras palabras, la glocalización aboga por mercados locales que respeten sus maneras de consumo y costumbres. Si encima de la pandemia del coronavirus, hubiera una catástrofe que impidiera el flujo de la cadena de distribución de alimentos, o simplemente se dejara de producir los alimentos, ¿se imaginan lo que pasaría?

La tierra no va a dejar de producir sus mecanismos de defensa para equilibrase a sí misma. La tierra no nos necesita para ser. Somos esa variable que no encaja en la ecuación y que, por lo tanto, resulta irresoluble, así mismo nos abandonará y su energía tal vez atraiga a un meteorito para que nos elimine.

Mientras, parece que nos hace la guerra; y no hay tratado que ella no entienda que no sea un cese y desista de nuestra forma de vida desordenada y cochina.

Debemos hacer memoria de los buenos usos del ayer, y volver a crear nuestros propios limpiadores y, tal vez, curarnos con lo que la tierra nos da en la medida de lo posible. Mientras, me propongo quijotescamente lo siguiente porque es posible y será bueno:

1. Exigir que regresen las antiguas bottellas de vidrio reusables para la leche; y, que las otras bebidas como jugos y refrescos tomen otra forma menos abusiva de distribución.

2. Invertir en un sistema de filtración de agua para evitar comprar las botellas de plástico.

3. Conseguir la carne como antes en las carnicerías, en el papel de cera y la bolsa de papel o no consumirla, pero esto solo me funciona por un par de años.

4. Llevar al supermercado las bolsas de tela para la compra y la carne.

5. No comprar platos, cubiertos, ni vasos plásticos porque el pequeño placer de no tener que fregar, se convierte en la muerte de un manatí u otros animales, o en el daño al planeta.

6. Aprender a preparar composta para devolver a la tierra que tanto nos da.

7. Comprar ropa de algodón y fibras naturales, pues cuando lavamos las sintéticas, parte del material se va deshaciendo y va a parar al mar y la vida marina la consume creyendo que es su comida también y mueren.

8. Mi próximo auto será uno híbrido.

Las grandes embotelladoras como Coca-Cola y Pepsi-Cola deben reinventarse. ¿Por qué no nos pueden vender el syrup en envases de crystal reciclables y uno hace la mezcla en la casa? Y las multinacionales de combustibles fósiles, por qué no cambian ya si es que el sol es una fuente inagotable, entre otras fuentes de energía renovable. Hay mucho que hacer en todos los sectores y va siendo hora de una transformación que venga desde ese uno (1) por ciento “apocalíptico”.

El plástico, ¿siempre se necesitará? Se puede dejar para los enfermos en los hospitales y encamados en los asilos de ancianos o en sus casas.

Si no surge la virazón socioeconómica hacia la salud del planeta, este se encargará de hacerlo por ellos, los poderosos y por nosotros, sus cómplices lacayos. Si no limpiamos la casa de tanta basura cruel y egoísta, es sencillo, seguiremos enfermándonos sin duda alguna.

La esperanza es mi opción, una ecuación perfecta por la que vale la pena expresarnos, conversar y tomar acciones que requieren sacrificios. Obtener un estilo de vida mejor en armonía con los recursos de la tierra es la mejor calidad de vida que podemos heredar. Cada cual que defina su ecuación a su manera y aporte a un nuevo mundo enfrentando su propio proceso adaptativo del momento histórico que vive.

Quiero creer que un mundo mejor es posible. Mientras tanto, a lavarse las manos, y no como Pilatos.


21 de marzo de 2020

Una tristeza microscópica

como del odio de Dios

o el de

la estupidez y la maldad humanas

me versa del sueño al despertarme.

Hoy no celebro nada

ni flor muerta ni alcantarilla

de palabras

porque estoy presa

contigo, con nadie y la nada

-abarrotados de incertidumbre y de falsas risas de memes pasajeros…-

Lo siento.

Hoy me huye el verso

hoy me lleva el grito como puño de golpe de agua.

¡Jusiticia! Miran mis ojos buscándola

para la madre tierra que guarda su ecuación perfecta.

¡Castigo para el Tanos humano

asesino de ancianos!

La mano me revienta

en dolores impotentes de aliviar

y mares marchitos de vida preparan más fosas

bosques quemados de fe alientan sus llamas.

En este espejo del día, una noche, antes

de las estrellas, es.

Hoy, no celebro nada.


Fotos del 24to Certamen de la UPPR

Ha sido un Certamen lleno de satisfacciones. Gracias a los Jurados, a los participantes, a los ganadores, a la Universidad por ser la casa cultural del mismo; y, gracias a todas las personas que tuvieron que ver con la promoción y ejecución.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Velos de la memoria, en la Politécnica de Hato Rey, 24 de abril de 2019

En esta segunda presentación del poemario de Iris Miranda, la Dra. Virginia Dessús hará los honores de comentar el contenido para la comunidad universitaria que allí se dará cita. Velos de la memoria son las experiencias vividas de su autora en torno a la figura de su madre en su proceso de pérdida mental de olvidos de tristezas recuerdos y alegrías que dan paso al nacimiento de una hija grande a quien cuida. La hija ahora es la madre; la madre ahora es la hija.

Invitación Presentación libro Profa. Iris Miranda


Agua de lluvias

Homenaje en el Mausoleo de Julia en Carolina, Puerto Rico 17 de febrero de 2010Finjo ser esa otra

de quien escribo,

otra es quien finge

ser yo

pensadas transubstancias

equilibrio de la mirada

y su negación en los velos

de la concavidad acuosa

el filtro seduce la palabra necesaria

luego se deshace de ella

allá lejos del dolor.

Siempre escribo para ganar,

pero no el premio

sino mi liberación, soberano estado

energía de los puentes

que me nacen hacia mi infinitud

allí en mi particular lluvia

penetra la inocencia y la perversidad

configuraciones tornasoladas:

bóveda de palabras fortuitas

juego de pesca, caña sin ley de gravedad

la cesta de un arcoíris… escribo.

 

 


24to Certamen Literario de la Universidad Politécnica de Puerto Rico 2018-2019

24to Certamen Literario Universidad Politécnica de Puerto Rico

Diseño del cartel por el artista gráfico Javier Febres JF@javierfebres.com

La Universidad Politécnica continúa con la tradición de su Certamen Literario de Poesía, Cuento Ensayo, con una novedad de haber añadido otro género: Teatro Breve.

La convocatoria cierra el 12 de noviembre de 2018.  ¡Participa!

REGLAS DE PARTICIPACIÓN:

  1. Podrán participar escritores, desde Escuela Superior, escritores residentes de Puerto Rico y puertorriqueños en cualquier parte del mundo.
  2. Todas las participaciones deberán ser originales e inéditas escritas en español y no haberse enviado a otro certamen. El tema es libre. No podrán participar ganadores de años anteriores de primeros premios en la categoría o categorías y género o géneros literarios en los que hayan recibido dicho o dichos premios.
  3. Las participaciones deben ser enviadas por correo en un sobre identificado con la categoría y el género en su parte exterior, y que contenga tres (3) copias del documento original.
  4. Cada copia del texto participante llevará el título de la obra y el pseudónimo del autor en la primera página del texto de la obra.
  5. El sobre de envío deberá contener un segundo sobre de identificación en cuya parte exterior deberá aparecer el pseudónimo (nombre falso de autor), el género y la categoría en la que participa; y, en su interior: la Hoja de Inscripcióndebidamente cumplimentada, más un CD en formato Word Office con la copia electrónica de la obra con título y el nombre real del autor, un CD por género e identificado en el exterior con la categoría, nombre de la obra, y pseudónimo del participante. Verifique todos los pasos antes de enviar su participación al certamen para no ser descalificado(a).
  6. Las obras deben estar en letra Arial o Times New Roman tamaño 12 a doble espacio con márgenes de una pulgada en papel tamaño carta.
  7. Cada participante puede someter sólo una obra por género, excepto en el género de la poesía que podrá someter hasta dos (2) poemas que no sobrepasen la cantidad total de 100 versos entre ambos poemas.
  8. La extensión para el género de cuento es de un mínimo de dos (2) páginas hasta un máximo de nueve (9).
  9. La extensión para el género de ensayo es de un mínimo de cuatro (4) páginas y un máximo de nueve (9).
  10. La extensión para el género de teatro breve es de tres (3) páginas mínimo y la máxima de diez (10).
  11. La fecha límite para entregar las participaciones es el 12 de noviembre de 2018. Se recibirán trabajos que sean entregados personalmente hasta las 4:00 pm en la Oficina del Departamento de Estudios Socio-humanísticos. Se honrarán todas aquellas inscripciones que hayan sido enviadas por correo y tengan en su matasellos la fecha del 12 de noviembre de 2018.

Para participar en una de las siguientes categorías en uno o más géneros (poesía, cuento, ensayo, teatro), puede incluir el donativo correspondiente:

Estudiante de la Universidad Politécnica de Puerto Rico, $0.00                                Estudiante matriculado en Otras Universidades del país, $5.00                                  Estudiante de Escuela Superior de Puerto Rico, $5.00                                                      Miembro de la Comunidad, $5.00

12.  Se excluye de participar al Jurado así como a todas las personas relacionadas con la coordinación del XXIV Certamen.

  1. . La fecha del Laudo y la entrega de premios se divulgará más adelante en el portal de la Universidad Politécnica de Puerto Rico, Hato Rey: http://www.pupr.edu
  2. Todos los discos y las copias enviados para la competencia no se devolverán.
  3. Al aceptar participar en este Certamen, el participante accede a que los trabajos sometidos sean utilizados para propósitos promocionales y/o publicados en aquellos medios de comunicación escrita o electrónica que el Comité del Certamen Literario de la Universidad Politécnica de Puerto Rico considere pertinentes.
  4. Los participantes seleccionados como ganadores recibirán como única remuneración, los premios establecidos para cada género y categoría. Bajo ninguna condición habrá alguna remuneración adicional por los trabajos que aparezcan publicados en la Antología en cualquier versión: copia dura o electrónica o en cualquier otro medio que el Comité del Certamen considere pertinente.
  5. El Comité del Certamen Literario honrará los derechos de autor en cuanto al reconocimiento de la propiedad intelectual o autoral para cada uno de los trabajos seleccionados. La producción de la Antología, así como su diseño, son propiedad del Comité del XXIV Certamen Literario. Cada trabajo laudado será publicado incluyendo el nombre del autor seleccionado como ganador.  Por lo tanto, al aceptar participar, los competidores aceptan como válidas e irrevocables estas condiciones.
  6. El jurado estará compuesto por escritores, y profesores de diversas universidades del país. El fallo del Jurado es irrevocable y se podrán declarar desiertas las premiaciones en cualesquiera de los géneros o categorías así como descalificar cualquier participación en la que, a su entender, se haya incurrido en plagio o faltado a las reglas del Certamen.

Para más información, pueden comunicarse con la Profa. Iris Miranda, Coordinadora del Certamen, en el Departamento de Estudios Socio-humanísticos al teléfono (787) 622-8000 extensión 457 o por correo electrónico a: imiranda@pupr.edu.

Las participaciones deben ser enviadas por correo, junto con sus respectivas hojas de inscripciones (Hoja de inscripción 24), y con el donativo en forma de giro postal en nombre de Universidad Politécnica de Puerto Rico, a la siguiente dirección, en o antes del 12 de noviembre de 2018:

XXIV Certamen Literario UPPR                                                                                     Universidad Politécnica de Puerto Rico                                                                     Departamento de Estudios Sociohumanísticos                                                                           P.O. Box 192017                                                                                                                                 San Juan, PR 00919-2017

Haz click para bajar la Hoja de inscripción

 

 


Sobre las Taxonomías originales de Benjamin Bloom (1956)

Taxonomías de Bloom

Este es mi parecer al respecto del cambio realizado en la taxonomía original de Bloom, tras encontrarme en la redacción de material en línea para un curso. Si bien son buenos los cambios o evoluciones y más que nada el acierto de llevar estas etapas del pensamiento a la actualidad de un mundo cada vez más digital y a aunarlas a las herramientas del siglo 21, no puedo dejar de decir que como humanista y educadora, prefiero la taxonomía original, porque deja, como su última etapa, la etapa de la evaluación.

La evaluación está última y la síntesis, penúltima, por una razón muy importante que parece haber desaparecido del radar pedagógico. Es muy simple: debemos de ser capaces de crear a partir de lo aprendido (producción de una comunicación única) para luego evaluar lo aprendido con la experiencia de haber realizado un producto sobre el conocimiento adquirido de manera lógica, creativa y original, a mi entender. Es decir que evaluamos todo del proceso mental de aprendizaje y nuestro producto creativo, no evaluamos el proceso para luego crear algo nuevo y no autoevaluarnos.

No cuestiono el cambio de Anderson, pero afirmo que evaluar antes de crear, le hace un trabajo flaco al desarrollo del pensamiento, pues deja incompleto el proceso de enseñanza aprendizaje en muchas materias que cómodamente llegan hasta el análisis y la aplicación, porque para hacer síntesis, planificar un nuevo producto o crear, hay que motivar el ser audaz y más que audaz, hay que evidenciar los recursos obtenidos, la motivación en la disposición del aprendiz y su novel aportación para que, al final, pueda evaluarse activamente como parte de este proceso total, no aislado. Además de haber cierto tipo de valoración del proceso creativo de los autores de los textos dados en la clase.

Las actividades de síntesis deben ser incluidas en todas las materias antes de las de evaluación. Solo así desarrollaremos individuos completos, seguros de sí mismos,  conocedores de sus capacidades y capaces de cuestionarse lo aprendido para añadirlo, rechazarlo o para mejorarlo a través de sus realizaciones metacognitivas.

-Profa. Iris Miranda