Del aire que respiro

No hay verdadera inteligencia si la misma se deja contaminar por el fanatismo de cualquier tipo. Saber escuchar al otro e intentar comprender su estructura de pensamiento es verdadera inteligencia, aunque lo que diga sea contrario a nuestras creencias. Yo me delcaro fanática de una sola cosa en el universo: del aire que respiro. Mientras que los fanáticos no se permiten escuchar críticas de nada ni nadie en lo que creen, pierden credibilidad ante los que buscan las respuestas necesarias para crecer y ver más allá el cúmulo de oportunidades que la vida brinda.

Sumar bondades, es mejor que restarlas. Un indicio de dejar de entablar conversación al respecto es cuando para defender una cosa se ataca otra, desviación y el otro es levantar la voz, pero como decía un gran hombre puertorriqueño, don Luis A., Ferré: “La razón no grita, convence”.

Aquí les dejo este interesante artículo que abunda más sobre este tema: https://www.nytimes.com/2017/10/23/opinion/engaging-fanatics.html

Acerca de Iris Miranda

Iris Miranda es poeta puertorriqueña de la Generación del 80. Obtiene su bachillerato en Humanidades en la Universidad de Puerto Rico y la maestría en Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico. Es profesora en la Universidad Politécnica de Puerto Rico. Ver todas las entradas de Iris Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: