Archivo mensual: julio 2018

Lila Refractus

Entonces, le inundó la cueva de espejos de piedras lisas. Ella no los quiso porque sabía que su vida era muy corta para perderla en rizos. Abandonó su oficio para crear una escultura de barro, otra; y, la adornó con piedras y flores para que simulara reflejar su imagen. Al regresar, se halló solo. Le había dejado un dibujo rupestre con forma de mano indicándole que ni ella ni sus descendientes se reflejarían jamás en ningún espejo paradisiaco.

Imagen no disponible.

  • Microcuento de Iris Miranda

El nombre de las cosas

123

Cuando la primera mujer humana descubrió que podía hablar, comenzó a nombrar las cosas a su alrededor: los seres vivos, las ideas y los conceptos, a su manera; que era de muchas maneras. El primer hombre, ya agobiado de tanto escucharla, pronunció el primer encantamiento:  “Aparece, espejito”.

–Microcuento de Iris Miranda