Archivo mensual: marzo 2018

Palabras que accionan

http://elpostantillano.net/justicia-social/21061-iris-miranda.html


Manos

                                                        A Hussein Habasch

Como niños que juegan

y avisan su paso

con el timbre de la bicicleta,

las puntas de mis dedos dibujan

todas tus manos: grandes y pequeñas.

Manos que cobijan al pastor

en la montaña

que dividen el eco de las bombas

en las calles silentes

que acunan el llanto de los vivos

y que sangran.

Manos amorosas de familia

que protege a sus hijos.

Manos de estudiante, militante

fuerza del futuro.

Manos que resisten al envidioso turco.

 

Afrin cabe hoy en las mías

como un cántaro de cielos,

que es poder de hierro

señal de una palabra necesaria

para que los vivos regresen

y descansen los muertos

y la patria se levante.

 

Afrin cabe en mis manos

que tocan las tuyas

en solidaridad

como una oración de lluvia

para revivir la flor del rostro

de mi hermano kurdo.

29133608_1582366495152113_6642870743849762816_o


La quimera

 

                                              Dedico este poema a Vicente Rodríguez Nietzsche

 

Sobre una isla sentencia

una quimera

en un oscuro cielo azul

(lente del norte impuesto

en la gran alacena).

Desde el mito en el descanso

la pequeñez del latido aguarda.

Otras voces curiosas escuchan.

La incomprensión asalta en la mirada.

Si la historia son solo indios, españoles, esclavos del África

y rubios norteños bondadosos,

la historia pasa como una eterna pavesa

que es en las aulas, toda una submaravilla de patraña;

y, se fríen las neuronas

se masacran más que en Ponce

con absurdo revuelo infernal;

se bombardean más que Utuado, que Jayuya

con los monstruos arquetípicos de la maldad

a quienes no mencionaré.

Y son, en la seudo noticia, los malos los caídos

(promoción mediática de la gran bota).

¿Somos taller de roca y de quimera

que por muda, al mundo ha dado a hijos mudos

isla por el fuego de una entraña hermana

sin la real historia, ni voz,  que su verdad diga?

 

Estar aquí es volver a llorar a un guerrero

sin otro poder que su palabra

su palabra que embiste

y su dolor que eleva.

Si en la altiva mesa siguen sirviendo olvidos,

aderecemos con la sal de esta Quimera.

FIPPR De Diego Poema