Archivo mensual: abril 2011

El recuerdo

La soledad es una sombra

que oscurece el interior de la mirada

después de la llama luminosa,

después del polvo de los mares

que libremente fuimos…

un silencio torturante de  besos

anunciaba la daga

en su hundimiento;

llegaba al corazón recuerdo…

Aquí, en una coda, en el silencio frío

un ínfimo hueco desprovisto de aire,

suspendido, intocable…

un liviano resplandor.

Que yo te quise, sí,

pero ya

no. Hoy, no.

porque ya no están mis ganas

mezcladas con las tuyas en mi sal.

Como verás perdiste peso,

ascendiste

p a r t i c u l a d o.


Preludio de la canción

 

Desde el suelo

las puntas de las alas

se trastocan

Corramos sobre la gran sábana

de nubes

que la noche es  luna

y nuestra luz  confunde

la salida del alba.

Hallados en el tiempo de loores

ha dolido la distancia.

Con tinta te dedico, amada,

décimas, odas, sonetos y danzas.

Entremos  a la alcoba deseosa

plena de perfumes y formas

de colores.

Con jadeo de pétalos tomaré del néctar

de tus senos y tu río;

Con el vaso de tus manos  que bailan

calmarás tu sed de alta montaña.

Mi Señor me ha llevado a sus aposentos

en sus paredes está mi caricia

es momento del poema,

calle la tierra y escuche

nuestro cántico.